fbpx
Dr. Kristhian Barahona

Dr. Kristhian Barahona

Diabetes y Trastornos del Metabolismo
Colegiado: 14023

la Colangitis biliar primaria

La Cirrosis Biliar Primaria (CBP) es una enfermedad autoinmune, es decir, el sistema inmune ataca a los tejidos del cuerpo y daña lentamente los conductos biliares en el hígado, que son los tubos que transportan la bilis hasta la vesícula biliar, donde se almacenan y se utilizan inmediatamente al comer.

Asimismo, la bilis es un líquido producido en el hígado para ayudar a la digestión, si los conductos biliares se obstruyen, con el tiempo, el flujo de la bilis está restringido y se acumulan en el hígado, lo cual daña las células de este órgano y causa, en algunos casos, cicatrización hepática o cirrosis. Por lo tanto, la CBP es una causa de cirrosis hepática, incluso sin consumir alcohol, por lo antes expuesto.

¿Qué tan común es la Colangitis Biliar Primaria?

La CBP es una condición poco común. Afecta a una de cada 5 mil personas y 9 de cada 10 casos se presentan en mujeres en edades comprendidas de 30 a 65 años.

La causa y el desencadenante exacto que genera esta patología se desconocen, pero las hipótesis del origen de esta enfermedad son infección o veneno (toxina). También puede haber una tendencia genética que la desarrolle.

En las personas con CBP, el sistema inmunológico ataca las células que recubren los pequeños conductos biliares en el hígado lo que provoca inflamación y daño en los alrededores de estos conductos biliares, de esta forma poco a poco dañando por completo el funcionalismo hepático.

Las personas con CBP tienen una mayor probabilidad de desarrollar otras enfermedades autoinmunes.

¿Cuáles son los síntomas de la Colangitis Biliar Primaria?

 Los primeros síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Picazón (prurito). Este es un síntoma común, pero no siempre ocurre, a veces es grave y preocupante, la causa no siempre es clara, se cree que puede ser debido a una sustancia química de la bilis, que se acumula en el torrente sanguíneo, produciendo esta reacción.
  • Manchas de color rosa en las manos.
  • Los pacientes que fuman pueden encontrar aversión a este hábito, lo mismo puede suceder con el alcohol.
  • Coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia); esto es debido a una acumulación de una sustancia química en la bilis (bilirrubina) en el torrente sanguíneo.
  • Algunas personas con CBP no tienen síntomas, Sin embargo, muchos se desarrollan síntomas en algún momento como la enfermedad progresa
  • A veces se diagnostica por casualidad cuando los análisis de sangre realizados por otras razones muestran anomalías que se deben a CBP.

Diagnóstico y tratamiento de la Colangitis biliar primaria

La cirrosis biliar primaria (CBP) se sospecha por la realización varios exámenes sanguíneos, que suele confirmar el diagnóstico presuntivo.
El examen físico y la mayoría de las veces la necesidad de estudios de imágenes comenzando por ecografía abdominal y terminando por la realización de biopsia hepática para identificar el estadio exacto de la enfermedad es necesaria para el diagnóstico definitivo de la misma. Sin embargo, la mayoría de las personas con CBP tienen:

  • Alteraciones en las pruebas de funcionalismo hepática (enzimas hepáticas Aspartatoamino transferasas y Alaninoamino transferasas elevadas, Fosfatasa alcalina muy elevadas).
  • Positividad en la prueba en sangre de Anticuerpos antimitocondriales (AMA). Este anticuerpo podría ser causante de la enfermedad por ser una enfermedad autoinmune.
  • Dislipidemia (colesterol elevado), principalmente lipoproteína de alta densidad (HDL) colesterol. Esto significa que a pesar de tener colesterol más alto, no hay aumento del riesgo de enfermedades del corazón.

¿Cuál es el tratamiento para la cirrosis biliar primaria (CBP)?

No hay cura para el PBC; sin embargo el tratamiento se base en aliviar síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad, lo cual puede ser auxiliado en Gran manera con el uso de sales biliares como ácido ursodesoxicólico. En los casos en que hay progresión cicatrización grave (cirrosis) e insuficiencia hepática, trasplante de hígado es la opción más asertiva para estos casos.

® Todos los derechos reservados, Laboratorio Donovan Werke